Consejos para quererte más y mejor

Ya nos colaron Halloween y el Black Friday, ¿cómo no íbamos a comprar San Valentín? Si los cuentos, las canciones o las películas nos han vendido que el amor es lo más importante para ser una mujer completa. Por esa regla de tres, la manera en la que celebremos el 14 de febrero será la medida de si hemos tenido éxito en la vida. Por favor, entiende el sarcasmo. Si estás soltera, no queremos hoy ni un pensamiento de ¿Por qué otra vez sola? Y, si estás en pareja, celebres lo que celebres hoy, queremos que prestes atención a ti misma. Aquí van unos consejos para quererte más y mejor, y para no hablar por hablar, no te los damos nosotras, te los da la psicóloga Lucía Toledo:

Consejos para quererte más y mejor: Coge el timón

No es autocomplacencia, no es egoísmo, es Amor propio. Las personas entran y salen de tu vida, pero la única con la que convives 24 horas al día eres tú, así que tú eres tu relación más importante. Piensa en cómo has conseguido esas amistades tuyas tan enriquecedoras y sanas: pasando tiempo con ellas, ¿no?, escuchándolas, dándoles apoyo, aceptándolas como son, deseándoles lo mejor, estando ahí cuando lo necesitan…pues lo mismo contigo. Empieza por agradecer a tu cuerpo que estés aquí y ahora, por hacerte sentir y disfrutar, aunque no sea exactamente como a ti te gustaría por esos cánones autoimpuestos que nos alejan de la felicidad. ¡Tienes muchísima suerte!

consejos para quererte más y mejor

1. Autoconocimiento

Aquí va el primero de los consejos para quererte más y mejor: Reflexiona sobre tus valores, creencias, fortalezas y debilidades. Conoce y conecta con tu historia y comprende quién eres realmente. Aprende a aceptarte tal como eres, reconociendo que todas tenemos imperfecciones.

2. Háblate con respeto

Cuida las palabras que te envías, porque formarán tu realidad. Si te vas diciendo que no puedes hacer algo, que eres torpe o insuficiente…lo acabarás siendo. Deja de ponerte la zancadilla. Esa vocecita interna que te dice por lo bajini que no lo estás haciendo bien, te quita confianza y energía y te llena de miedos e inseguridades.

3. Perdona tus errores

¿Sabías que hay una zona del cerebro que se bloquea cuando te tratas mal e impide que generes un cambio? La ciencia dice que lo que te ayuda a que aprendas de un error es la compasión. Acepta lo que no puedes cambiar. Ya está. Anímate a intentarlo de nuevo.

consejos para quererte más y mejor

4. Aprende a decir no

Es importante y base de tu autocuidado, establecer límites saludables y aprender a decir no cuando sea necesario, forma parte de priorizarte y es esencial para tu autoestima. No te sobrecargues de responsabilidades o compromisos que te hagan sentir mal contigo misma.

5. No te compares

Parte de la baja autoestima viene de que nos comparamos y lo hacemos, claro, con aquello que nos falta. Hay que parar a nuestra perfeccionista interior, es exigente e insaciable y para ella nunca nada es suficiente. ¡Que injusto que alguien te esté recordando a cada rato que no eres perfecta! Nadie lo es. Y por cierto, tu vida es tuya. Quererse a una misma es también liberarse de ciertas expectativas que otras personas han depositado en nosotras.

6. Practica el auto-cuidado

Este es el combo para una vida serena: come sano, haz deporte, duerme bien. Si alguno falla, algo tenemos que cambiar. Deja atrás los hábitos que te hacen daño y priorízate, invierte tiempo en ti: no solo para darte un capricho, mimarte y disfrutar. También para escucharte y conocerte, para descubrir lo que te gusta y lo que no te gusta. Y para participar en proyectos importantes para ti.

7. Rodéate de las personas adecuadas

Qué difícil sería hacerlo todo nosotras solas. Mira a tu alrededor y reflexiona si en tus círculos de amistades hay quienes te hacen verte con malos ojos, ya sea burlándose de ti o despreciando tus logros. Vigila también si tienes relaciones basadas en la dependencia, estos vínculos lastran nuestra capacidad de querernos a nosotras mismas, e incluso de respetarnos.

Consejos para quererte más y mejor. Ahora, ¡a practicar!

Cuando nos falla el amor propio, tendemos a prestarle mucha atención a nuestras supuestas imperfecciones y carencias. Te propongo dos sencillos ejercicios: 

  1. Estate muy pendiente de lo que te dices por dentro. Cuando te pilles mandándote un mensaje duro a ti misma, dilo en alto. ¿Qué tal te suena? ¿Serías tan dura con una amiga?
  2. Resérvate un rato cada semana para pensar en los logros que has ido consiguiendo. Ponlos por escrito y prémiate por ellos.

Eso nos comenta Lucía.

Y aquí va nuestra reflexión: Si hoy es el día de exaltar el amor, de hacer regalos, de salir a cenar…a nosotras nos parece que no necesitamos a nadie para hacer todo eso, ¿verdad? ¿Celebramos hoy el amor propio? ¿Qué opinas tú?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve + 12 =